Los 5 «NO» que te impulsarán hacia tus metas

Cuando utilizamos el positivismo como una filosofía de vida, tenemos una inestimable ayuda para enfrentarnos a nuestros retos y ambiciones con ganas y altas probabilidades de éxito. Sin embargo, estamos dejando de lado muchos veces el NO en un intento de ser completamente positivos… Vamos a ver cinco consejos que nos ayudarán en el día a día con tan solo decir no.

No aceptes que nadie te diga que no puedes

Muchas veces nos encontramos en situaciones donde nos incitan a pensar que nosotros no podemos. Donde el único que puede correr una maratón es una persona fibrosa, sólo puede montar una empresa aquel que tiene un MBA…. En definitiva, que no estás capacitado para enfrentarte a tus miedos asique, ni siquiera lo intentes.

No permitas que nadie te diga que no estás capacitado, tú puedes hacer lo que te propongas, obviamente en su medida. Ponte en forma, actívate y empieza a preparate la maratón, tardarás más que un profesional, pero puedes hacerlo. Trabaja tu propia empresa, estudia, planifica los pasos a seguir y persigue el éxito. Puedes intentarlo y, sólo así, saber si lo lograrás. Lucha contra tus miedos pero, sobre todo, contra todos aquellos que dicen que no puedes. Sólo tienes que creer en ti y planificar tu camino para conseguirlo.

No te compares, céntrate en tus propias metas

Sí, efectivamente, siempre hay gente mejor preparada que nosotros, ¿pero acaso eso debe ser un impedimento para ir a por ello? Si pensamos que los demás están mejor preparados que nosotros no conseguiremos desarrollarnos. No podemos parar porque otras personas vayan a llegar antes, o porque otras personas vayan a llegar mejor. Hay hueco para todos y la victoria no es sólo para el primero o el mejor. Tus objetivos son tuyos y tú decides cual es la meta, no te compares, simplemente, recorre tu camino.

No permitas que te mantengan atado

¡Muévete! No permitas que las ataduras te frenen por el camino. No dejes que te mantengan atado y te impidan crecer. Al final, el camino se recorre caminando y los mejores aprendizajes se generan así, poniéndonos en marcha. Movernos y salir de la zona de confort es la principal vía para mejorar. Sal, actúa y descubre.

No tengas miedo

Todos tenemos miedo cuando hacemos algo diferente, algo novedoso, arriesgamos cosas. Todos tenemos miedo y eso, en cierta manera, es sano. No podemos frenarnos por el miedo ya que éste nos bloquería en nuestro crecimiento. Desde pequeños luchamos contra él, aprendiendo a andar, aprendiendo a nadar, a trepar. Si los niños pequeños se quedaran instalados en el miedo y en su zona de confort nunca se moverían de la cuna donde sus padres les ponen.

El miedo nos indica que hay un riesgo, que no sabemos con certeza cual será el resultado y que estamos yendo un paso más allá. No permitas que el miedo te paralice, incluso una mala experiencia es un gran aprendizaje.

No digas siempre «si»

Decir si es una opción, pero valora la opción del «no». Hay ocasiones en que nos vemos sumergidos en la ola social que nos obliga a seguir la corriente, pero, afortunadamente, vivimos en un mundo de opciones. Plantéate tu camino y sigue tu propia dirección. Las puertas no se abren por decir «si» ni tampoco se cierran por decir «no». Valora las opciones y piensa en lo que realmente va en la dirección que buscas.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *